Alégrate

Si eres pequeño, alégrate; porque tu pequeñez sirve de contraste a otros en el Universo; porque esa pequeñez constituye la razón esencial de su grandeza; porque para ser ellos grandes, han necesitado que tú seas pequeño; como la montaña que, para culminar, necesita alzarse entre colinas, lomas y cerros. Share